El Emolientero

El Emolientero, tiene sus raíces en los migrantes, la costumbre pueblerina de tomar sus emolientes, especie de infusiones a base de hierbas con propiedades de la hierba luisa, yacón, penca de sávila, llantén, entre otras.

Su trabajo empieza a las 6 de la mañana colocándose en alguna esquina estratégica, la canchita deportiva del barrio. A medio día desaparece y ya lo tenemos nuevamente a las 5:30 a 6 de la tarde, nuevamente con su carrito botando fumarolas y aromas. Todos salían a su encuentro, unos buscando mejoría a algún mal de la salud o para tomar un matecito.

En fin es el boticario popular y con sus hierbas y brebajes va dando satisfacciones a cada uno de sus clientes.